«Costar un ojo de la cara»

Origen En el siglo XVI apareció la expresión “Costar un ojo de la cara”, cuando los españoles y la civilización inca estaban en guerra para conquistar Perú. Uno de los militares más importantes en estas confrontaciones fue Diego de Almagro, que en una batalla recibió el impacto de una flecha en un ojo y lo perdió. […]