“Estar hasta las narices”

En español existe multitud de expresiones relacionadas con las partes del cuerpo. Así, para esta ocasión, hemos elegido una que, además de visual, es bastante usada en nuestro día a día: “Estar hasta las narices”.

¿Qué significa?

Se usa en el ámbito coloquial para expresar que alguien está harto o cansado de una cosa, una situación o de una persona, es decir, que ha llegado a su límite de paciencia.

¿Cuál es su origen?

Podríamos imaginar que en este caso se ha tomado la nariz para marcar visualmente un límite. Del mismo modo existen otras variantes con otras partes del cuerpo; así decimos que “estamos hasta el moño, el pelo o la coronilla” significando lo mismo que nuestra frase de hoy.

Ejemplo:

  • ¿Cómo vas con Francés?
  • Pues, mañana tengo examen, a ver si apruebo ya, porque estoy hasta las narices de suspender una y otra vez. 

Glosario:

(El) moño: peinado que consiste en recoger todo el pelo en la nuca o en la parte superior de la cabeza.

(La) coronilla: parte superior y posterior de la cabeza.

Fuente gráfica: https://www.publicdomainpictures.net/es/view-image.php?image=98534&picture=nariz-roja

 

También te puede interesar...

Tener muchas tablas

Tener muchas tablas

Se usa esta expresión para decir que alguien tiene mucha experiencia en un ámbito determinado. Origen “Tener muchas tablas” Esta expresión procede

Cazón con patatas

Cazón con patatas

Hoy vamos a preparar una receta que siempre preparaba mi madre en casa para toda la familia y nos encantaba, además, es

perder las riendas

Perder las riendas

Utilizamos esta frase para expresar que alguien pierde el control de una situación. Origen “Perder las riendas” La expresión perder las riendas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Googlepolítica de privacidad yTérminos de servicio aplicar.