Pescado a la sal

Hoy vamos a hablar de una receta facilísima y llena de sabor. Necesitamos muy pocos ingredientes para cocinarla.

El origen de preparar pescados a la sal proviene, evidentemente, de zonas costeras. La sal se utilizaba en la antigua Roma como moneda de cambio, donde se solía pagar a los soldados con sal. De ahí precisamente viene la palabra “salario” (en latín “salarium”). Cocinar a la sal es una de las técnicas más antiguas que existen y, aunque podemos pensar que es un plato salado, es todo lo contrario.

Los pescados que más se suelen preparar con esta receta son la lubina y la dorada, pero no son los únicos. También se puede utilizar el besugo, el pargo, el salmón, el atún, la corvina, etc. Además, se pueden cocinar a la sal carnes, mariscos y verduras de toda clase.

En los meses de diciembre, enero y febrero, es la temporada de las lubinas. Por tanto, ahora es el mejor momento para encontrar lubinas frescas en el mercado y preparar esta receta.

Ingredientes: 

  • Una pieza de lubina de un kilo.
  • Dos kilos de sal marina gruesa para hornear.
  • Dos dientes de ajo.
  • Una cucharada de aceite de oliva.
  • Hierbas aromáticas al gusto (hinojo, perejil…)
Receta de pescado a la sal

Elaboración:

  • Precalentar el horno a 200 grados.
  • Se puede hornear el pescado completo con escamas y con las tripas incluidas. También podemos retirarle solo las tripas (el intestino), luego le introducimos los dos dientes de ajo y las hierbas aromáticas con la cucharada de aceite y lo cerramos muy bien.
  • En una fuente o bandeja para el horno colocamos una capa de sal, de medio centímetro de grosor y le echamos unas gotas de agua para que se compacte. Ponemos encima el pescado y lo cubrimos con sal por completo, presionándola y humedeciéndola con agua. La sal necesaria es el doble del peso del pescado.
  • Se introduce en el horno precalentado. El tiempo idóneo es 25 minutos por cada kilo de pescado. Es importante no abrir el horno durante el proceso para mantener la temperatura.
  • Cuando esté hecho, inmediatamente se rompe la capa de sal endurecida con mucho cuidado para no dañar la carne  del pescado. Con una cuchara o un cuchillo se puede dar unos golpes alrededor. Con un tenedor se levanta la sal junto con la piel del pescado. Al final, quedará el pescado limpio y en su punto de sal.

Esta es la mejor forma de disfrutar de un buen pescado fresco con mucho sabor. Una receta fácil de preparar y que se puede acompañar con verduras salteadas o patatas.

¡Listo! Y ahora a disfrutarlo.

Descubre más recetas como esta.

Glosario: 

  • Lubina: También es conocido como róbalo. Pez de hasta un metro de longitud, de color gris y boca grande. Su carne es suave y tiene un sabor agradable. Vive en las costas de Europa y África.
  • Dorada: Es un pez de 60 centímetros de longitud, de color gris oscuro, con una mancha de color de oro en la cabeza y boca pequeña. Tiene cuerpo ovalado. Vive en el Atlántico y en el Mediterráneo.
  • Tripas: Intestino de una persona o de un animal. Se encuentra cerca del estómago.
  • Grosor: Es el grueso de algo. Se refiere al ancho de algo.
  • Compacte: Del verbo compactar. Formar un bloque.
  • Presionando: Del verbo presionar. Hacer fuerza sobre una cosa.
  • Humedeciendo: Del verbo humedecer. Añadir agua u otro líquido.
  • Endurecida: Del verbo endurecer. Poner duro o hacer algo más resistente.
  • Dañar: Dejar algo en mal estado.
  • Levanta: Del verbo levantar. Poner una cosa en una posición más alta. 
  • Salteadas: Del verbo saltear. Freír un alimento, dorado por fuera y jugoso por dentro.

¿Quieres ver más contenido como este?

¡No te pierdas la sección "Recetas de cocina"!
Recetas

También te puede interesar...

Carrillada de cerdo en salsa, receta de nuestra Paqui

Carrillada de cerdo en salsa

Si queréis disfrutar de un plato inolvidable y comer como comían nuestras abuelas, tenéis que probar esta receta. En la mitad sur

Día de Andalucía

¿Conoces bien Andalucía?

El 28 de febrero se celebra el día de nuestra comunidad autónoma: Andalucía. Muchos de los que nos leéis la visitáis desde

Tirar la casa por la ventana

Tirar la casa por la ventana

Decimos que alguien va a “tirar la casa por la ventana” para decir que alguien gasta más dinero de lo necesario. Origen

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y Googlepolítica de privacidad yTérminos de servicio aplicar.